VIDA CULTURAL

   El desarrollo cultural y social de los pueblos americanos es muy semejante al de otros pueblos tanto europeos como asiáticos o de otras regiones. En cada una de esas culturas, con su sello propio, se realizaban grandes fiestas para honrar a sus dioses, sus jefes de estado o sacerdotes.

   Los Aztecas, por ejemplo, celebraban sus fiestas con imponentes espectáculos de danzas; expresaban de ese modo su alegría de estar vivos -lo llamaban la felicidad de la vida-. En estas ceremonias usaban una maravillosa vestimenta, ornamentada con elementos de brillante colorido y plumas multicolores de gran variedad de aves.

   Los Mayas nos hen legado una cultura que se desarrolló en las profundidades de un enigma que aún permanece en el misterio. Su magnífica civilización, expresada a través de sus suntuosas pirámides y grandiosos palacios. Para ejemplificar su grandiosidad, nos referiremos al palacio de Palenque que se eleva en la majestuosa ciudad que aún hoy en día nos deslumbra. Esta urbe floreció hacia el año 800 y fue gobernada por el rey Pacal que murió en el año 863 y en cuyo recuerdo se instaló la única sepultura situada en una pirámide.

   Los Incas adoraban a infinidad de dioses; cada amanecer les pedían protección. Sus sacerdotes preparaban cada mes una gran fiesta con intervención del pueblo. El mes de marzo, por ejemplo, era el mes del "manto de flores", llamado Pauca Huaray; en ese festejo se llevaba a cabo el corte de cabello de los niños y los sacerdotes les imponían el primer nombre. Eran fiestas de gran algarabía donde los músicos interpretaban melodías con primitivos instrumentos como pequeños tambores llamados tinyas, trompetas de caracol marino y los fuertes sonidos de los pututos, una especie de flauta campera. En estas fiestas mensuales no faltaba el baile de todos los pobladores así como la bebida embriagadora, la chicha, hecha a base de maíz.

------------------- [^] -------------------

Volver