ARQUITECTURA

   Las tres civilizaciones más importantes de América elevaron para adorar a sus dioses templos monumentales, adornados con fabulosas creaciones artísticas.

   Mientras los Incas disponían de zonas montañosas para ubicar sus templos y darles realce, los Mayas y Aztecas crearon estructuras piramidales truncadas en cuya parte superior construyeron los templos para sus dioses.
Los santuarios más grandes y bellos fueron construidos en Tenochtitlán, Uxmal y Chichen-Itzá, ubicados en México y el imponente santuario de Tikal, en Guatemala. En cuanto a los Incas, erigieron la maravillosa ciudadela de Machu-Picchu, en Perú, acarreando enormes bloques de piedra desde kilómetros de distancia; también en Perú y Bolivia, quedan las admirables ruinas del legendario Tiahuanaco, con su fabulosa puerta del Sol.

   Enumeramos aquí sólo algunos ejemplos de los centros Precolombinos más famosos por su riqueza arqueológica, su arquitectura y su arte.
Uno de los índices del nivel cultural de un pueblo se puede medir estudiando su arquitectura. Guiándonos por este criterio, podemos evaluar la cultura de los pueblos americanos examinando sus admirables construcciones, sus palacios y templos, sus rutas, la planificación de sus ciudades etc.

   Tomemos por ejemplo la ciudad religiosa de Teotihuacán, construída a comienzos de la era cristiana; era increiblemente extensa, algo más grande que la ciudad de Roma en la época de su apogeo. Abarcaba veintiún kilómetros cuadrados y albergaba soberbias edificaciones como la gran pirámide del Sol cuyo perímetro superaba la mayor pirámide de Egipto, la de Cheops, las pirámides de la Luna y la de Quetzalcoátl con sus paredes y columnas adornadas con admirables frisos y esculturas.

   Hacia 1325, los Aztecas, un pueblo llegado del Norte, comenzó a urbanizar una laguna, cerca de Teotihuacán; construyeron Tenochtitlán, una maravillosa ciudad totalmente planificada, la de mayor envergadura de la época precolombina y la declararon capital del reino azteca. Su nombre significa en idioma nahua "cercana a las aguas" y se llamó así en homenaje a su gran lider, Tenoch que los condujo desde el Norte hasta el Yucatán.
En cuanto a los Mayas, podemos admirar sus colosales edificaciones como la ciudad de Tikal, una metropolis con grandes palacios para la nobleza y pirámides-templos de gran hermosura. Esta ciudad fue ampliada por el gobernante Doble- Peine que hizo construir en el templo del Jaguar Gigante, al estilo de los faraones, una sepultura para él, frente a otro templo, en honor a su esposa. Otras joyas arquitectónicas son el gran palacio de Palenque, la ciudad de Uxmal y la de Chichen-Itzá.

   Completando este esbozo general de la arquitectura precolombina, nos referiremos a las construcciones del imperio Inca. En la gran plaza de su capital, Cusco, se elevaba el gran palacio imperial o Coricancha, el palacio de los gobernadores y el de las vírgenes. Son notables sus rutas que unían las diferentes regiones de este vasto imperio, la soberbia fortaleza de Sacsahuaman y sobre todo la increible ciudad de Machu-Picchu, escondida en las alturas andinas. La arquitectura Inca es de una notable sencillez conceptual y de total armonía con el contexto de los Andes.

------------------- [^] -------------------

Volver